Noticias

Actualiza con la mejor información y las ultimas noticias

CONDENAN A MÁS DE 50 AÑOS DE PRISIÓN ASESINOS DE FACUNDO CABRAL

Facundo Cabral



CIUDAD DE GUATEMALA.- Casi cinco años después de que el cantautor argentino Facundo Cabral fuera asesinado a tiros en Guatemala hoy han sido condenados a entre 50 y 53 años de prisión las cinco personas implicadas en este crimen.

Concretamente, la jueza del Tribunal de Mayor Riesgo A Jassmín Barrios, ha condenado a 30 años de prisión por asesinato y 20 años por asesinato en grado de tentativa a Alejandro Jiménez, conocido como ‘El Palidejo’, así como a Juan Hernández Sánchez, Audelino García Lima, Elgin Vargas Hernández y Wilfred Allan Stokes Arnold. Asimismo, a estos dos últimos los ha condenado a 3 años más de cárcel por encubrimiento propio.

El asesinato se produjo el 9 de julio de 2011 cuando Cabral se dirigía de madrugada al Aeropuerto de Ciudad de Guatemala tras ofrecer un concierto en la capital y otro en Quetzaltenango.

Rodolfo Enrique Cabral, conocido artísticamente como Facundo Cabral, se trasladaba por el bulevar Liberación de la capital en un vehículo junto al empresario nicaragüense de clubs nocturnos y del espectáculo Henry Fariñas contra quien, según la Fiscalía iba dirigido el ataque perpetrado por varios sicarios que dispararon hasta en 25 ocasiones desde otro coche.

Sin embargo, Fariñas se salvó y se encuentra preso desde el 2012 en Nicaragua tras ser condenado a 18 años de reclusión por narcotráfico y lavado de dinero, mientras que Cabral que iba en el asiento de copiloto murió a consecuencia de las múltiples heridas causadas por varios impactos de bala.

La banda de sicarios fue contratada por el empresario de Costa Rica Alejandro Jiménez, conocido como ‘El Palidejo’, quien encargó el asesinato de Henry Fariñas.

Así, la Fiscalía de Delitos contra la Vida le acusó de ser el autor intelectual del crimen. ‘El Palidejo’ se encuentra preso desde que en 2012 fuera detenido en Colombia adonde trató de huir.

Por su parte, Elgin Enrique Vargas, fue acusado de ser el jefe de los sicarios junto a Wilfred Allan Stokes Arnold, quien, según el Ministerio Público, es el autor material de los disparos. Además, la banda estaba conformada por Juan Hernández Sánchez y Audelino García Lima.

El juicio comenzó el pasado 28 de marzo con cuatro años de retraso, debido a los recursos presentados por la defensa de ‘El Palidejo’, que pretendía que fuera repatriado a Costa Rica, donde se le acusa de lavado de dinero, aunque finalmente esta solicitud fue rechazada. Así, el principal acusado se halla confinado en una cárcel de máxima seguridad en Guatemala desde el 2013, después de que fuera entregado por las autoridades colombianas.

Durante las primeras audiencias, la jueza escuchó los testimonios de varios peritos que recogieron pruebas en el lugar del crimen, así como algunos testigos, entre ellos, el propietario del arma con la que se perpetró el crimen y que explicó que había sido víctima de un asalto para sustraerle la pistola.

Asimismo, fueron interrogados el importador de vehículos y el comerciante que vendieron el coche a los sicarios. Uno de los testigos protegidos reveló que el cabecilla de la banda, Elgin Enrique Vargas, ordenó al pistolero Juan Hernández Sánchez que “no dejara vivito” a Henry Fariñas.

Por su parte, Fariñas declaró en vídeo desde la cárcel de Nicaragua en la que se encuentra preso por transporte internacional de drogas, crimen organizado y lavado de dinero.

El empresario relató que conoció al autor intelectual del asesinato de Cabral durante la negociación de una venta de un club nocturno en la cual no llegaron a un acuerdo debido a que diferían en la forma de pago.

Por otro lado, aseguró que no tuvo la oportunidad de ver quién les disparó.

La Fiscalía sostuvo que los implicados formaban parte de una estructura criminal liderada por Alejandro Jiménez, un importante narcotraficante con vínculos con los cárteles mexicanos, y les acusó de los delitos de asesinato, asesinato en grado de tentativa, asociación ilícita y encubrimiento propio.

El asesinato del autor de temas como ‘Levántate y anda’ y ‘No me llames extranjero’ generó una gran conmoción en Latinoamérica y fueron muchas las personas que salieron a las calles para exigir justicia. Así, incluso el presidente de Guatemala por aquel entonces, Álvaro Colom, se comprometió con su homóloga argentina Cristina Fernández a esclarecer los hechos y detener a los culpables, tal como sucedió tres días después del crimen cuando fueron arrestados Enrique Vargas y Wilfred Allan Stokes en calidad de autores materiales.

Asimismo, el Gobierno de Guatemala declaró tres días de luto nacional en el país durante los cuales cientos de personas llevaron flores y velas al lugar en el que permaneció el cadáver del cantante antes de ser repatriado a Argentina.

Músico, escritor y mensajero de paz Facundo Cabral nació en la ciudad argentina de La Plata en 1937, mientras que en 1959 comenzó su carrera como músico tocando la guitarra y cantando folclore en un hotel de Mar del Plata.

Su primer nombre artístico fue ‘El Indio Gasparino’ y, posteriormente, se lo cambió por el de Facundo. Su éxito le llegó en 1970 con la grabación de ‘No soy de aquí ni soy de allá’ llegando a cantar en nueve idiomas con músicos de la talla de Julio Iglesias, Neil Diamond o Alberto Cortez.

En 1976 tuvo que abandonar Argentina por sus canciones protesta en plena dictadura argentina y decidió instalarse en México desde donde viajó por todo el mundo con sus característicos conciertos en los que se mezclaba la música, la poesía y las anécdotas personales.

En 1984 regresó a Argentina y desde allí inició varias giras con las que recorrió más de 100 países siendo su último concierto en la ciudad guatemalteca de Quetzaltenango el 7 de julio de 2011. Se despidió con su gran éxito ‘No soy de aquí ni soy de allá’.

El cantautor no solo se dedicó a la música, sino que también escribió varios libros, entre ellos, ‘Conversaciones con Facundo Cabral’ y ‘Borges y yo’, mientras que en 1996 la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) lo declaró ‘Mensajero de la Paz’, al tiempo que en 2008 fue nominado al Nobel de la Paz.

Fuente:almomento

0 comentarios:

Anímate a comentar tu opinión es importante para nosotros