Noticias

Actualiza con la mejor información y las ultimas noticias

EN ESTADOS UNIDOS CLINTON Y SANDERS CRUZAN DURAS CRÍTICAS



Hillary Clinton y Bernie Sanders han querido marcar sus diferencias en el quinto debate demócrata, el primer cara a cara entre ambos candidatos a la Casa Blanca tras la retirada del tercer aspirante, Martin O’Malley. Después de su casi empate técnico en las votaciones en Iowa, la exsecretaria de Estado y el senador independiente por Vermont han aprovechado la ocasión para definir sus posiciones, lo que les ha llevado a duros enfrentamientos sobre la financiación de sus campañas y sus posturas en torno a Wall Street.

Sanders ha aprovechado su primera intervención para atacar y criticar que grandes compañías donen dinero a los candidatos, una idea en la que ha insitido a lo largo de todo el debate. El senador se ha mostrado orgulloso de que su campaña esté financiada por pequeñas aportaciones individuales al contrario que la de su rival que, para él, representa al ‘establishment‘. Él, ha asegurado, representa a ciudadanos normales y su proyecto es “de, por y para la gente”.

Clinton no ha tardado en responder y ha acusado a Sanders de “insinuar” ataques hacia su independencia por recibir financiación de empresas: “Suficiente. Si tienes algo que decir, dilo“. La exsecretaria de Estado ha sido entonces contundente: “Nunca he cambiado un voto por una donación”.

Sin embargo, Sanders -que es favorito para la próxima votación en New Hampshire, donde se ha celebrado el cara a cara- no se ha conformado con esa contestación y ha vuelto a repetir que Wall Street y las demás grandes multinacionales del país consiguen influenciar la política y las leyes a través de sus contribuciones en las campañas.

“¿Quién es la izquierda en el Partido Demócrata?, se ha preguntado Clinton. “Según la visión de Sanders, Obama no lo es porque recibe donaciones de Wall Street ni tampoco el vicepresidente Joe Biden porque apoya el oleoducto Keystone“, ha añadido.

Financiación de campaña, orgullo y estigma “Estoy muy orgulloso de ser el único candidato aquí arriba que no tiene un SuperPAC (comité de acción política), eso es lo que se necesita para la revolución política”, dijo Sanders, al aludir al apoyo por parte de estos grupos y de los grandes donantes que ha recibido Clinton.

Ello llevó a que la exsecretaria de Estado criticase las “insinuaciones” de Sanders en las que “da por hecho que todo el mundo que haya pronunciado discursos pagados está comprado”, en referencia a sus intervenciones en eventos de grandes bancos de Wall Street por las que recibió cientos de miles de dólares.

Aun así, y pese a la petición de los moderadores, la que fue senadora por Nueva York evitó comprometerse a publicar las transcripciones de todos sus discursos pagados por empresas de Wall Street.

“No hago promesas que no puedo cumplir” Otro de los puntos en los que han chocado los candidatos, además de sus varias acusaciones sobre cómo ser “progresista” y lidiar con los grandes poderes financieros, han sido las políticas sociales. Clinton, desde el comienzo del debate, ha querido demostrar que ella es “realista” y la única capaz de asegurar el cambio “efectivo”. “No hago promesas que no puedo cumplir“, ha afirmado en respuesta a algunas de las propuestas de Sanders -más educación y sanidad gratuitas-.

El senador, de 74 años, ha incidido en la necesidad de que EE.UU., al igual que otras potencias como Reino Unido, Francia o Canadá, aseguren a sus ciudadanos sanidad y educación gratuitas, lo que debería ser considerado como “un derecho”. La demócrata ha respondido que no es posible, “porque los números no cuadran” y ha defendido que es “tan progresista” como el senador, pero “más eficiente”.

“Quiero construir sobre el progreso que ya hemos alcanzado. Creo en la universidad asequible, pero no en la universidad gratuita. Los números no cuadran para lo que propone el senador Sanders, y los expertos coinciden en que sus propuestas no son factibles”, espetó Clinton nada más empezar el debate.

La exsecretaria de Estado defendió la reforma sanitaria impulsada por el presidente Barack Obama, algo que ya “es real” frente a la propuesta de Sanders de sanidad gratuita universal, la que calificó de “volver a empezar de cero con algo que no se sabe si funcionará”.

Por su parte, Clinton ha señalado como valores a defender la lucha contra el racismo, el sexismo y la homofobia y Sanders ha puesto sobre la mesa temas como la pobreza infantil y la necesidad de una “revolución política” para devolver “el Gobierno al pueblo”.

Clinton defiende su experiencia Sobre temas de política exterior y seguridad nacional, Clinton ha puesto en valor uno de los grandes puntos fuertes de su campaña, su experiencia. Y ha recordado que una vez en la Casa Blanca se es presidente pero también comandante en jefe.

En cuanto a la lucha contra el Estado Islámico, ambos candidatos se mostraron relativamente de acuerdo ya que ninguno de los dos apoya una intervención terrestre en Irak o Siria. Sin embago, el senador por Vermont ha mantenido que EE.UU. no puede actuar como “el policía del mundo” y necesita colaborar con otros países, sobre todo los musulmanes, para derrotar al yihadismo. Además, ha recordado que votó contra la intervención en Irak, al contrario que la exsecretaria de Estado.

En torno a la pena de muerte, los candidatos han vuelto a mostrar posturas contrarias. Mientras que Clinton la defiende para los casos más extremos, Sanders considera que en un mundo “criminal”, el Estado no debe participar en esa violencia.

Finalmente y a pesar del agresivo tono en el que comenzó el debate, ambos demócratas han mostrado “su profundo” respeto hacia el contricante y han asegurado, que incluso en su peor día, cualquiera de ellos es “cien veces mejor que cualquier candidato republicano”.

A cinco días de la importante cita electoral en Nuevo Hampshire, esta ha sido la primera ocasión en la que la favorita Clinton y el que sin duda ha sido la sorpresa en el bando demócrata, el senador socialista por Vermont Bernie Sanders, debatieron solos en el estrado. Quedan solos también hacia la nominación, tras la retirada el lunes después de los caucus de Iowa del hasta entonces tercer candidato en liza, Martin O’Malley.

Fuente:almomento

0 comentarios:

Anímate a comentar tu opinión es importante para nosotros