Noticias

Actualiza con la mejor información y las ultimas noticias

Dice Obama “Hay lugares donde es más barata un arma que un libro”



WASHINGTON.- El presidente de EE.UU., Barack Obama, ha defendido este jueves en un foro con ciudadanos sus medidas ejecutivas para controlar la compraventa de armas y ha señalado que es necesario que aumenten los controles para reducir las muertes violentas en el país ya que “en algunos lugares es más barato comprar un arma que un libro”.

El presidente ha intentado en este espacio explicar sus propuestas para evitar que las armas de fuego caigan en manos de personas con problemas mentales o con antecedentes criminales y reducir el alto índice de muertes violentas, 30.000 al año, el más alto de un país desarrollado.

Frente a “conspiraciones de grupos de interés”, el mandatario ha pedido el apoyo de propietarios de armas y ciudadanos a reformas “modestas”, al tiempo que ha defendido el derecho a portar armas que consagra la Segunda Enmienda de la Constitución.

Obama anunció este martes su intención de usar sus poderes ejecutivos para aumentar los procesos de comprobación y el alcance de la revisión de los antecedentes durante la compra.

Ataques a la Asociación Nacional de Rifle


En este sentido, ha atacado en varios ocasiones al poderoso grupo de la Asociación Nacional del Rifle (NRA), que fue invitado al evento pero se negó a participar. Según Obama, la Asociación pretende extender una “noción falsa”, circulada por intereses “políticos o comerciales”, para evitar unidad a la hora de aprobar reformas.

El presidente de EE.UU., donde uno de cada tres hogares tiene un arma de fuego, ha señalado que desde su llegada a la Presidencia en 2009 las ventas de las empresas de armas han crecido y se ha creado una “atmósfera” en la que propuestas “respetuosas con la Segunda Enmienda son descritas como un intento de confiscar las armas de la gente”.

Obama intentó en 2013, tras la matanza del colegio de primaria de Sandy Hook, donde un joven con problemas mentales mató a 27 personas, conseguir que el Congreso prohibiese los cargadores de alta capacidad y se avanzaran reformas para los controles psicológicos pero no lo consiguió. El presidente aireó el pasado martes su frustración por no haber podido conseguir reformas.

Fuente:almomento

0 comentarios:

Anímate a comentar tu opinión es importante para nosotros