Noticias

Actualiza con la mejor información y las ultimas noticias

Noticias actuales: FRANCIA: El planeta Tierra vuelve a sonreír tras el Acuerdo de París



PARIS.- El primer acuerdo universal de lucha contra el cambio climático es ya una realidad. La Cumbre de París ha alumbrado un tratado jurídicamente vinculante para luchar contra el calentamiento global, que han suscrito los 195 países que desde el 30 de noviembre se han dado cita en Le Bourget, a las afueras de la capital francesa.

La sensación general, una vez anunciada la aprobación del documento, era de completa euforia. Tras casi dos semanas de complejas negociaciones al más alto nivel, con encuentros y desencuentros de todo tipo, se conseguía materializar el consenso.

La lógica, y sobre todo la responsabilidad, habían triunfado por encima de los intereses particulares. Pero el Acuerdo de París es solo el punto de partida de un largo camino. El inicio de un proceso lleno de luces, aunque también de sombras. Repasamos sus puntos fuertes y débiles.

¿Qué supone el Acuerdo de París?


“Histórico” es el adjetivo que más se ha utilizado para definirlo. Y no le viene grande. Por primera vez, la casi totalidad de los países del mundo se han fijado un marco legal, que además es revisable, para ir de la mano en la reducción de gases de efecto invernadero, y así evitar un calentamiento global de consecuencias devastadoras.

El acuerdo se asienta en dos pilares fundamentales:

Fija un límite a las emisiones de estos gases contaminantes, especialmente al dióxido de carbono (CO2).

Establece un sistema de financiación para que los países menos desarrollados puedan adaptarse a los efectos del cambio climático (se da respuesta así a otro concepto fundamental: el de “justicia climática”). La cantidad destinada a este apartado será de 100.000 millones de dólares anuales desde 2020 hasta 2025, año en el que los países desarrollados tendrán que establecer un nuevo sistema de financiación.

¿Cuál es su principal objetivo?


El documento suscrito tiene como meta prioritaria que la temperatura media del planeta en 2100 no supere los 2ºC con respecto a los niveles preindustriales; aunque matiza que los esfuerzos deben encaminarse hacia un incremento medio menor: 1,5 ºC.

¿Cómo se propone lograrlo?


Aquí entra en escena uno de los términos más mencionados durante toda la cumbre: la mitigación. El acuerdo prevé las llamadas “contribuciones nacionales”, que son los planes de reducción voluntarios presentados ya por 186 de los 195 países. Cada uno de los gobiernos nacionales tendrá que ratificar el acuerdo a partir de abril del año que viene, y el pacto entrará en vigor en 2020, y con él las contribuciones presentadas.

Cada cinco años, los países deberán revisar sus contribuciones, con la idea de ir renovándolas siempre al alza para lograr el objetivo de que el incremento de la temperatura media se sitúe entre 1,5ºC y 2ºC.

Fuente: almomento.net

0 comentarios:

Anímate a comentar tu opinión es importante para nosotros